Pulpo a la gallega picante

El pulpo a la gallega de toda la vida sobre cama de patatas, pero con un punto de sabor proporcionado por la cebolla, y un toque picante.

Receta de pulpo a la gallega picante

Ingredientes para preparar pulpo a la gallega picante

  • 1 pulpo grande
  • 3 patatas
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Sal en escamas con chili

¿Cómo preparar pulpo a la gallega picante?

  • Para elaborar el pulpo a la gallega picante, lo primero que tenemos que hacer es lavar muy bien el pulpo, en el caso de que lo compres fresco, y lo introducimos en una cazuela con agua y la cebolla pelada.
  • Ha llegado el momento de asustar al pulpo, es decir, conseguir que el pulpo se quede tieso, para ello lo meteremos y sacamos del agua unas 3 ó 4 veces.
  • Para cocer el pulpo, tenemos que asustarlo. En una olla normal, dejaremos que cueza durante un mínimo de 45 minutos. Para comprobar si está en su punto, puedes ir pinchándole con un palillo. De esta forma, comprobarás que se va ablandando poco a poco.
  • Aparte, en otra cazuela, ponemos a cocer las patatas peladas. Si las patatas con muy grandes, puedes cortarlas por la mitad para que no se queden duras y tarden menos en cocerse, en 20 minutos deberían estar listas.
  • Cuando el pulpo termine de cocerse, retiramos el agua de la cazuela, y sacamos el pulpo para trocearlo con unas tijeras bien afiladas, de forma que de cada tentáculo saldrán varias rodajas.
  • Una vez cortado el pulpo y para finalizar la elaboración de este rico pulpo a la gallega picante, las patatas las cortamos en fetas o láminas de 1 cm. de grosor, y las colocamos sobre el plato en el que vamos a servir el pulpo.
  • Es preferible que el plato donde vayamos a servir el pulpo a la gallega sea de madera. Encima de las patatas, colocaremos el pulpo, que espolvorearemos con pimentón, y lo sazonamos con sal en escamas y rociaremos con un chorrito de aceite por encima.
  • Foto y fuente: Ole tus fogones
Nota del autor:

Puedes comprar pulpo congelado. En ese caso, tendrás que dejarlo al menos un día fuera del congelador para que se descongele bien.

En olla rápida, cocer el pulpo resulta mucho más rápido.